El Álbum Vasco de Darío de Regoyos



Esta litografía de Darío de Regoyos pertenece a una serie formada por quince grabados, realizados a finales del siglo XIX. Es un trabajo con influencias del impresionismo que se estaba dando en el norte de Europa, y que Regoyos conoció de primera mano durante su estancia en Bruselas. A esta serie se la conoce como el “Álbum Vasco”, y quedan apenas media docena de colecciones completas (una de ellas en el Museo de Bellas Artes de Asturias, y otra en el Museo del Prado).

La serie se centra mayormente en la vida de las mujeres vascas, en su trabajo y su cotidianeidad (el presente grabado está dedicado a las sardineras). Algún crítico ha querido ver relaciones temáticas entre esta serie y otra llamada “España negra”. Deben recordar que ambas se ejecutaron en la época en que los centroeuropeos estaban descubriendo el exotismo de la España tradicional, y las pinturas sobre el costumbrismo español se cotizaban y estaban muy de moda. Precisamente por ello las series de Regoyos se hacen más interesantes, pues pretenden dar una visión honesta de la realidad peninsular, ya que las obras costumbristas de otros artistas exageraban el folclore, y además lo vestían con una falsa alegría de vivir (en estos tiempos nace la imagen superficial de pandereta que en Centroeuropa se tiene de España).

El impresionismo primaba el color sobre el dibujo, que a veces desaparecía completamente. En unas litografías monocromas esta característica se traduce en un dibujo poco perfilado, y un resalte de lo matérico, con trazos pastosos y burdos.

Publicar un comentario